Software »

13 de Julio de 2012

Una vivienda con luz, volúmenes, espacios y vistas con Technal

una_vivienda_con_luz

“Volúmenes, materiales, fusión interior-exterior, espacios que fluyen, se relacionan, que explosionan hacia las vistas…”. Esto es lo que define el alma de una particular vivienda de Jaime Sanahuja y Asociados.

 

La ubicación de la vivienda unifamiliar enclavada junto a un campo de golf en el Pinar del Grao de Castellón, de los arquitectos Jaime Sanahuja, Emilio Cubillos y Mar Nadal, permite que el tapiz verde de su jardín se fusione con el del campo de golf, generando unas perspectivas infinitas en el paisaje. Es una vivienda de alto standing junto a un campo de golf con las orientaciones y la integración del pinar existente como puntos de partida.

Los dos principales puntos que se debían combinar en el programa eran la entrada de luz natural y la privacidad. Se quería privacidad y que la casa no fuera un escaparate abierto al campo de golf. Así, la vivienda se cierra respecto de la calle, pero tiene máxima conexión hacia el exterior por el lado del jardín y disfruta de espléndidas vistas sobre el arbolado del golf. Todos sus espacios exteriores se articulan en torno a sí misma, de modo que ésta y su entorno se constituyen en un continuo, con un alto confort y habitabilidad.

La vivienda se abre en todo su esplendor hacia las vistas y la buena orientación, para poder captar la luz del sol. La zona de los grandes huecos acristalados, donde se encuentra el salón-comedor y la cocina, se ha cerrado con ventanales de la serie GT y GX de Technal. Ambos sistemas, de diseño robusto y líneas esbeltas, han permitido crear grandes paredes de vidrio gracias a sus múltiples posibilidades de aplicación, que se complementan con unas altas prestaciones térmicas y acústicas.

La casa desde un punto de vista de materialidad es muy conceptual: madera, hormigón y enlucido blanco. El hormigón como material principal de referencia se articula con paños blancos o rematado en madera. De esta manera, los arquitectos han proyectado una serie de volumetrías de distintos materiales que consiguen acotar los espacios exteriores sobre los que se articula la vivienda. Por un lado, el hormigón forma la gran caja que acoge el salón-comedor y a la que se abrazan los otros volúmenes. Por otro, el volumen blanco es el encargado de alojar los dormitorios y el estudio. Y por último, destacan las dos cajas de madera, que emergen del volumen blanco como queriendo asomarse al paisaje, pero a su vez con unas tímidas aberturas dando privacidad al programa que acogen que son los baños y otro de los dormitorios.

 

 

Revista On-line nº 146



Noticias de Portada

Ver Todas las Portadas>>